Blog

Últimas noticias y actualizaciones

Inteligencia de negocio para la Pyme

Gestionar la información en las empresas es, hoy en día, una herramienta clave para poder sobrevivir en un mercado cambiante, dinámico y global. Aprender a competir con esta información es fundamental para la toma de decisiones, el crecimiento y la gestión de nuestra empresa.

Vivimos en la sociedad de la información. Gracias a Internet y al desarrollo de los sistemas de información en las empresas, sus directivos pueden acceder a mucha más información, de más calidad y con mayor rapidez. El potencial que ello ofrece para mejorar la toma de decisiones y para guiar a las empresas hacia la consecución de sus objetivos es enorme. Sin embargo, muchos directivos se enfrentan a la paradoja de que “cada vez tienen más información y menos tiempo para analizarla”.

La capacidad para tomar decisiones con rapidez, basadas en un adecuado conocimiento de la realidad de la empresa así como del mercado y sus tendencias, ha pasado a convertirse en una nueva fuente de ventaja competitiva. Cada vez es más importante saber qué esta pasando en nuestro mercado y en nuestras propias organizaciones. El tiempo de que disponemos para acceder a esa información es cada vez menor; consecuentemente, necesitamos obtener la información más rápidamente para analizarla y tomar decisiones a partir de ella (fuente: “Josep Lluis Cano, Business Intelligence: Competir con Información, 2007, ESADE”).

De acuerdo a Kielstra (2007), los ejecutivos de las PYMES no disponen de la información necesaria para tomar las mejores decisiones de una manera puntual, además según Soto (2001), se debe de proporcionar a los directivos de las empresas unas herramientas adecuadas para la explotación y análisis de los datos que les permitan obtener el conocimiento necesario en el proceso de toma de decisiones estratégicas, por tanto, el problema es que los ejecutivos no toman buenas decisiones debido a que no cuentan con información de calidad y herramientas tecnológicas que les permitan la explotación de la misma para tomar decisiones bien fundamentadas e informadas.

En este contexto, la Inteligencia de Negocio o su término anglosajón Business Intelligence (BI) adquiere un gran protagonismo, pues resulta fundamental optimizar la gestión de la información empresarial para tomar decisiones seguras. En 2009, la consultora Gartner en un informe explicó que el BI “puede tener un impacto directo y positivo en el rendimiento comercial de una empresa y mejorar de forma increíble su capacidad para cumplir con su misión al tomar decisiones más inteligentes en cada nivel del negocio, desde la estrategia corporativa hasta los procesos operacionales”.

El objetivo básico de la Business Intelligence es apoyar de forma sostenible y continuada a las organizaciones para mejorar su competitividad, facilitando la información necesaria para la toma de decisiones. El primero que acuñó el término fue Howard Dresner que, cuando era consultor de Gartner, popularizó Business Intelligence o BI como un término paraguas para describir un conjunto de conceptos y métodos que mejoraran la toma de decisiones, utilizando información sobre que había sucedido (hechos).

Mediante el uso de tecnologías y las metodologías de BI pretendemos convertir datos en información y a partir de la información ser capaces de descubrir conocimiento.

Desde Apunte estamos ofreciendo a nuestros clientes la unión de dos herramientas potentísimas, como son BI + TGF (Timón de Gestión Financiera). La combinación de estas herramientas nos permite analizar los hechos (información histórica que posee la empresa) descubriendo relaciones entre variables, tendencias, es decir, cuál puede ser la evolución de la variable, o patrones, e introducirlos en nuestra herramienta TGF, elaborando los estados financieros futuros de la empresa (balance de situación, cuenta de resultados y estado de tesorería), así como las líneas de actuación a llevar a cabo para conseguir los objetivos que se marquen. En resumen, podemos ver como impacta en nuestros estados financieros las decisiones que tomamos, anticipando sus efectos y, por tanto, tomándolas con mayor seguridad y rigurosidad.

El análisis de la información que obtenemos de ambas herramientas es mucho más fácil, rápido y siempre accesible desde cualquier dispositivo móvil, gracias que se desarrolla en cloud, en un entorno amigable, intuitivo, de fácil navegación y despliegue. Estas herramientas que ponemos en el mercado son accesibles para todo tipo de empresa, con independencia de tamaño y sector. Es decir, gracias a la potencia de estas herramientas de gestión que hemos desarrollado, los sistemas de reporte de información no son solo cosa de grandes corporaciones, sino que son posibles para cualquier compañía.

Creando estos escenarios podemos conocer mucho más profundamente nuestro negocio, anticiparnos a necesidades en las que debamos negociar con terceros, dando una imagen de absoluto control de nuestra empresa, y poder disponer de una información permanentemente actualizada que nos muestre el rumbo que lleva nuestra compañía.

print
Gaspar ÁlvarezInteligencia de negocio para la Pyme
Comparte este artículo

Únete a la conversación

8 + 1 =

Artículos Relacionados