Blog

Últimas noticias y actualizaciones

Sobre nubes, datos y decisión en la Pyme

Parafraseando a un antiguo consejero delegado de una multinacional, para conocer una empresa al derecho y al revés, debes conocer sus números al derecho y al revés. Y podemos añadir que este conocimiento debe ser periódico y a tiempo, además de fácil de comprender.

La mayoría empresas están lideradas por el empresario, dueño de la misma que dedica su tiempo a vender, a comprar, a dirigir personas, a estar pendiente de la competencia, a buscar nuevos mercados, … y además a estar pendiente de cuestiones de financiación, fundamentalmente relaciones con bancos y pendientes de sus líneas de crédito disponibles.

Cualquier empresa, sea cual sea su tamaño y sector, debe vender un producto o servicio fantástico (diferenciación), con unos muy buenos canales de comercialización y tener una administración financiera de alto nivel. Como bien nos decía el economista y politólogo Sirolli, E.: “No existe persona en el mundo que pueda producir, vender y buscar el dinero sin ayuda”.

En nuestro camino consultor con empresas nos encontramos con empresarios que son excelentes vendedores y, en otros casos, son muy buenos en la faceta productiva. Lo que es muy difícil de encontrar es que además tenga el tiempo, y las ganas, de controlar con detalle los aspectos financieros de su empresa. Y cuando lo tratan de hacer, además de quitarle tiempo a lo que saben hacer muy bien, lo único que consiguen es subir sus niveles de tensión.

Tradicionalmente el poder disponer de información financiera rigurosa que anticipe las posiciones financieras futuras de las empresas se ha asociado a disponer de sistemas de información con dificultad de manejo, además de costes que no permitían a la pequeña empresa acceder a los mismos.

Estamos en el mundo en el que la tecnología y el acceso a la red nos ofrece cualquier información en cualquier lugar: un smartphone con conectividad supone una inversión pequeña para el retorno de información que se recibe. Y esta facilidad además nos entrena para que exijamos también en nuestros entornos de trabajo esa misma accesibilidad a nuestros propios datos. Pero no ocurre habitualmente así. La posibilidad de anticipación y de realización de escenarios en la información financiera y contable ha sido coto cerrado de grandes empresas habitualmente, con importantes recursos financieros, tecnológicos y humanos que le permite el desarrollar procesos de trabajo estratégicos y sus consecuencias económicas.

La muy buena noticia es que las herramientas de inteligencia de negocio en entorno “cloud o nube”, están permitiendo que todo el saber hacer financiero de expertos en este campo, como es el caso de Apunte, se pueda ofrecer a la Pyme de forma plenamente asumible para sus capacidades técnicas y financieras, con acceso permanente a la información relevante de la empresa, desde cualquier lugar y en cualquier momento vía web.

Los beneficios que nos ofrece la nube nos los resume el experto McFee, A. ( “Lo que todo CEO debe saber acerca de la nube”, HBR, Nov 2011) en las siguientes ideas:

  • Lograr que los individuos sean más productivos
  • Facilitar la colaboración
  • Extraer ideas de los datos
  • Desarrollar y alojar aplicaciones

La combinación de esta facilidad de acceso a la información, bien estructurada en herramientas de fácil navegación junto con el rigor de la consultoría financiera de los expertos de Apunte, permite que cualquier empresa tenga un rigor y control de su situación financiera futura, facilitando de esta manera su toma de decisiones desde la mayor seguridad que da tener el timón de su empresa firmemente sujeto.

print
Francisco Soler TarazonaSobre nubes, datos y decisión en la Pyme
Comparte este artículo

Únete a la conversación

− 4 = 6

Artículos Relacionados