Blog

Últimas noticias y actualizaciones

21888978275_ec50806204_b.jpg

Optimización de la gestión para la mejora de la rentabilidad.

Extracto ponencia presentada en jornada La Neurona Castellón del pasado 27 de Febrero 2018.

Para abordar el tema de la optimización de la gestión de la empresa, analizamos en primer lugar que hacen las empresas con mejores rendimientos que sus competidores. Nohria et al. concluyeron en su investigación sobre este tema que las mejores empresas hacen siempre estas cuatro cosas:

1.- ESTRATEGIA: clara, enunciada y bien entendida.

2.- EJECUCIÓN OPERATIVA: impecable, sin (apenas) errores con los clientes.

3.- CULTURA: mantener altas expectativas sobre el desempeño de las personas de la empresa.

4.- ESTRUCTURA: simple, podemos escalones desde la cúspide de la empresa a línea operativa, poniendo a los mejores talentos cerca de la acción.

Además, muy importante para ese mejor desempeño: tipo de LIDERAZO ejercido desde la alta dirección, conservación y búsqueda del TALENTO, INNOVACIÓN en productos/servicios y procesos de trabajo, así como estar atentos a operaciones de FUSIONES y ADQUISICIONES.

La rentabilidad mide la proporción de los recursos utilizados en la empresa en su actividad en función de sus beneficios y/o ganancias de esta; por tanto, podremos decir que una empresa es rentable cuando los ingresos sean mayores que sus gastos, esta es la manera más sencilla para analizar su rentabilidad y así por tanto la eficiencia de la empresa u organización.

Para conseguir esa mejor rentabilidad necesitamos también tener muy claro cuál es nuestro MODELO de NEGOCIO: qué necesidades cubrimos en el mercado, clientes a los que nos dirigimos y cómo lo hacemos, cómo vamos a cobrar, con qué recursos y capacidades clave contamos, qué alianzas clave necesitamos y estructura de costes que tenemos.

Sin dejar de lado además buenos sistemas de control que nos posicionará en el mercado con una ventaja competitiva fuerte, consiguiendo crear vínculos de alta calidad con los proveedores y anticipando futuros riesgos. Y con un control financiero nos permitirá, entre otros: la optimización de espacios que nos llevará a ser más eficientes, la mejora/reducción de gastos, reducir los tiempos de almacenaje, alargar lo máximo posible el pago a proveedores sin perder la credibilidad crediticia y adelantar el cobro de clientes, mejorar la tecnología como elemento de suministro de información que nos permite la mejora en la toma de decisiones.

Actualmente estamos en plena ebullición en cuanto a la accesibilidad a esa TECNOLOGÍA de la información aplicada a la mejora de la toma de decisiones, gracias a sistemas de inteligencia de negocio muy accesibles económicamente tanto para la mediana como a la pequeña empresa. Estos sistemas permiten que por parte de las direcciones de las empresas se pueda tener de una mayor seguridad en la toma de decisiones, gracias a disponer de datos con un alto grado de fiabilidad. Datos además accesibles en tiempo y en forma, con visualizaciones atractivas y de fácil lectura que recogen los puntos clave de control y decisión, disponibles en “nube”. Esa facilidad de acceso hace que se dispongan de cuadros de mando a golpe de click, tanto en nuestros teléfonos inteligentes como en tablets y ordenadores. Desde Apunte afirmamos que la democratización del dato es un hecho que hace que, sea cual sea el tamaño de la empresa, actualmente se pueda disponer de panel de control para LA MEJORA en la TOMA DE DECISIONES empresariales. Es el momento de explotar los miles o millones de datos disponibles en los sistemas de información de su empresa y hacerla más competitiva, gracias a las herramientas de INTELIGENCIA de NEGOCIO.

print
Francisco Soler TarazonaOptimización de la gestión para la mejora de la rentabilidad.
Comparte este artículo

Únete a la conversación

− 1 = 7